Una Crisis Escondida:

                                        Opioides en el Medio Oeste

Sobredosis de los opioides por pais en Wisconsin.  El mapa por el Prescription and Nonprescription Opioid Harm Prevention Program  [El programa de prevención del daño de la receta y de vente sin receta opioide].

 

   
   En los 1980, las compañías farmacéuticas empezaron a promocionar los opioides como OxyContin y Vicodin por dolores crónicas en cantidades récord. Estas compañías centrarse más en los beneficios que en los peligros de las medicinas, minimizando el profundo riesgo en que pon la salud pública e individual. Como una clase de drogas derivada de opio – una sustancia adictiva de la adormidera, y el ingrediente principal en la morfina y la heroína – los opioides se han demostrado ser altamente adictivos. 

A comienzos de los 2000, las tasas muy altas de sobredosis de opioides hicieron la crisis imposible ignorar. Los condados rurales en la región del medio oeste mostraron un incremento de 1.600 por ciento en las dos décadas pasadas en el uso de opioides. 

Desde principios de 2000, la tasa de mortalidad de los opioides subió un 567 por ciento en Wisconsin.  Las comunidades rurales se encuentran desafiados por la falta de opciones de asistencia médica para la drogadicción y la salud mental. Por ejemplo, la falta de acceso a la asistencia médica causa un aumento en el consumo de drogas recreativas y compartir de recetas no utilizadas entre miembros de la familia. 

Además, una gran razón por el uso de opioides en áreas rurales es la falta de oportunidad económica. Es decir, muchos carecen de medios económicos suficientes, salaria digno o la oportunidad de salir, entonces el uso de opioides puede ser un modo atractivo para hacer frente a los obstáculos. Adicionalmente, hasta hace poco, la adicción a los opioides no era reconocida como una crisis de salud pública.
 
 

 

"The chaos, the dysfunction, the hurt, the worry - it became too much to bear…” [El caos, la disfunción, el dolor, la preocupación; lo que se volvieron demasiado para controlar…] 

                -    Miembro anónimo de la comunidad hablando de un miembro de familia que lucha con la adicción

Sherri Smith, de Portage, Wisconsin, lleva  una foto de sus hijos gemelos, Tony y Jesse como niños. Tony Sparks se murió en el año de 2005 a los 23 años de la edad de una sobredosis de alcohol y metadona; su hermano Jesse murió de una aparente sobredosis de heroína en el año 2016 a los 34 años de la edad. John Hart/ Wisconsin State Journal Archives. [John Hart/ archívales jornal del estado de Wisconsin]


         A mediados del año 2010, las comunidades locales y cuerpos policiales comenzaron a proponer cambio social. En el condado de Douglas, la policía organizó discusiones públicas sobre el abuso de los opioides y las opciones de tratamiento. Durante una sesión en el año de 2016, en padre describió el desafío cuidar de hijo adicto, “I love my son, and I will never give up. He knows that, but I needed help to” [Amo a mi hijo, y nunca me rindo. Él lo sabe, pero yo necesitaba ayuda también] ella dijo. “The chaos, the dysfunction, the hurt, the worry - it became too much to bear…” [El caos, la disfunción, el dolor, la preocupación; se hizo demasiado para aguantar…].  
 
Desafortunadamente, por el acceso inadecuado a servicios públicos, muchos adictos solamente pueden desintoxicarse mientras están en la cárcel.

En 2016, el gobernador anterior de Wisconsin, Scott Walker, llamó la crisis de opioides una “epidemia” y creyó un cuerpo especial para centrarse en “el impactante devastador” del abuso de los opioides y la necesidad de más tratamientos.  El cuerpo especial notó un disminuyo de 12 por ciento en recetas en el estado, pero no mencionaron el uso de drogas ilícitas. A pesar de acciones locales, estadales, o federales para ayudar la adicción de drogas, los fallecimientos a causa de sobredosis todavía continúan a subir en Wisconsin y el país. 
 

La distancia y las locaciones del centro de tratamiento de opioide. El mapa por el Wisconsin Department of Health Services. [El departamento del servicios de salud de Wisconsin]

   

   Por los medios y la atención política, los doctores habían empezado limitar las recetas de opioides. Él público ahora entiende los peligros de recetas de opioides y están más probable de encontrar ayuda de profesionales médicos para la adicción.  A la vez, el acceso limitado a estas recetas de opioides causado una ola del uso de la heroína, puesto los que se convirtieron en adictos a los opioides buscan alivio. Los que sufren de una sobredosis de heroína continúan a aumentarse en Wisconsin y las clínicas rurales todavía carecen los recursos para tratar la adicción.